Quizás parezca solo un dicho, pero la frase “no hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión” es más cierta de lo que parece cuando nos referimos a las entrevistas laborales.

De acuerdo con una encuesta realizada por “Classes and Careers”, a uno de cada tres reclutadores le bastan los primeros 90 segundos de contacto con un candidato para saber si avanzará en el proceso de selección o no. Por eso, los primeros 5 minutos del encuentro son fundamentales para generar un impacto positivo.

¿Cómo empezar de manera exitosa una entrevista de trabajo?

La entrevista arranca antes del encuentro presencial

Es fundamental que todos los detalles estén cuidadosamente tratados, ya que son los que ayudarán a construir esa primera impresión deseada. Desde la realización de un buen CV con una carta de presentación adecuada, hasta la utilización de un correcto vocabulario en los contactos previos a concretar la entrevista.

También, es importante que ese día te manejes con el tiempo suficiente para llegar tranquilo, evitando incidentes inesperados. Esto es clave para mostrarte como alguien organizado, calmado y puntual.

Cuidá tu imagen, vale más que mil palabras

A pesar de que todos somos libres de vestirnos y peinarnos como queremos, la realidad es que para momentos de esta índole, es necesario que tu apariencia física sea acorde al contexto. Por eso, tené en cuenta que lo mejor es utilizar una vestimenta apropiada, esto no es necesariamente presentarse de traje, sino con un atuendo alineado al código de vestimenta de la organización en cuestión. También procurá cuidar el lenguaje corporal.

La actitud durante la charla

Una vez que estés cara a cara con la/s persona/s a cargo de la entrevista, es el momento de dar esa buena impresión. Tu buena apariencia física tiene que ir acompañada desde lo actitudinal, mostrate tal cual sos, pero siempre manteniendo un trato agradable y positivo hacia el otro.

Con respecto al nerviosismo típico de este tipo de situaciones, es clave que puedas lidiar con él para que no te domine. Lo ideal es mostrar una actitud firme, a través de un buen apretón de manos y sosteniendo el contacto visual con el interlocutor. De esta manera, no solo vas a parecer más serio, sino también alguien seguro, creíble y que confía en sí mismo.

La primera impresión que puedas causar no es el único factor que va a influir en el éxito de tu entrevista de trabajo, pero sí es bueno que tomes estos consejos y los apliques, porque sin dudas es algo muy importante.

También, existen aspectos como las habilidades blandas o realizar preguntas al final de la entrevista, que son muy valorados y pueden otorgarte un plus que te diferencie del resto de candidatos.

Por último, la situación será muy distinta si la entrevista de trabajo se da por videollamada, una práctica cada vez más utilizada en el mundo profesional. Si ese es tu caso, te dejamos una serie de consejos para que te prepares de la mejor manera para una entrevista virtual.

Iniciar sesión

Registrarse

Restablecimiento de contraseña

Job Quick Search

Carrito

Carrito

Compartir