¿Cómo usar el lenguaje corporal en una entrevista laboral?
20 diciembre, 2023 Entrevistas laborales

Muchas veces subestimamos la importancia de nuestro lenguaje corporal, la realidad es que comunica mucho más de lo que imaginamos, especialmente en el ámbito de las entrevistas laborales. ¿Te preguntaste alguna vez qué mensajes transmitís sin pronunciar una palabra?

En el mundo laboral, la expresión corporal se convierte en un aliado crucial para el éxito. Aunque podés tener todas las respuestas preparadas mentalmente, lo que transmitís con tu cuerpo puede ser igual de determinante que tus palabras.

Lenguaje corporal: ¿cómo marcar la diferencia en una entrevista laboral?

Te dejamos algunos consejos para dominar el arte del lenguaje corporal y conquistar a tu entrevistador desde el primer momento:

  1. Comunicación visual: sostené un contacto visual directo pero no intimidante. Evitá miradas fijas que puedan interpretarse como agresivas. En entrevistas virtuales, dirigí tu mirada hacia la cámara para establecer conexión visual.
  2. Postura: encorvarte durante la entrevista puede expresar inseguridad o falta de interés. Prestá especial atención a la manera en la que te sentás, evitá hacerlo al borde de la silla y adopta una actitud relajada y abierta (no te cruces de brazos, ni de piernas).
  3. Expresiones faciales positivas: la sonrisa genuina es tu mejor aliada para proyectar simpatía y confianza.
  4. Control de tics nerviosos: no juegues con objetos o te acomodes constantemente el pelo. La concentración y el interés deben ser pilares esenciales en tu entrevista.
  5. Gesticulación de las manos: utilizá tus manos de manera apropiada para enfatizar puntos importantes, pero minimizá gestos excesivos que puedan distraer. En la primera impresión, un saludo seguro y enérgico con las manos es clave.
  6. Tono de voz: no solo importa lo que decís, sino cómo lo decís. Ajustá tu tono de voz para transmitir emoción y convicción. Procurá no sonar monótono o poco entusiasta al expresarte.

Desde el saludo inicial, cada elemento del lenguaje corporal se convierte en una herramienta estratégica para conquistar al entrevistador. En entrevistas virtuales o presenciales, el control de los tics nerviosos y la adecuada gesticulación de las manos se suman a la coreografía que guía la narrativa no verbal. Al sincronizar las palabras con los movimientos, se crea una conexión efectiva que va más allá de las respuestas ensayadas.

En definitiva, el lenguaje corporal no solo es un complemento, sino una parte integral del discurso que se lleva a cabo en una entrevista. Al comprender y dominar este arte, se puede proyectar autenticidad, confianza y profesionalismo. ¡Aprendé a dominarlo y abrí las puertas hacia nuevas oportunidades!

 

Iniciar sesión

Registrarse

Restablecimiento de contraseña

Job Quick Search

Carrito

Carrito

Compartir