Brecha salarial de género ¿cómo hacer frente a la desigualdad?
26 mayo, 2022 Consejos, Empleadores

Según un informe del Indec del segundo trimestre de 2021, en Argentina las mujeres ganan casi un 31% menos que los varones. Además, tienen menores pretensiones salariales al momento de postularse a una búsqueda laboral.

Esta brecha salarial radica en diferentes factores. Por un lado, las mujeres suelen trabajar en áreas o industrias con remuneraciones más bajas. También se sostiene que tienen menos acceso a puestos jerárquicos y una percepción o una valoración del puesto menor a la de los varones.

Otro de los factores fundamentales es que se relativiza el compromiso laboral de las mujeres si son madres, dado que se las asocia directamente con el cuidado de su familia.

En relación con este último punto, cabe mencionar que la desigualdad de género también se presenta, por ejemplo, en los casos de licencias por maternidad y paternidad. Mientras que a la madre le corresponden 90 días de licencia, pudiendo tomarse 45 días antes y 45 días después del parto, el padre tiene sólo dos días libres, con goce de sueldo, inmediatamente luego de la fecha de parto.

A partir de la pandemia, la desigualdad en el ámbito laboral se acentuó dado que en muchos hogares las mujeres tuvieron que dedicar más tiempo a las tareas domésticas y de cuidado de los niños. Esto generó la pérdida de puestos de trabajo, mayor informalidad y menores pretensiones en los ingresos y condiciones laborales.

¿Cómo revertir la brecha salarial?

Para revertir esta tendencia, las organizaciones empleadoras cumplen un rol fundamental y deben trabajar activamente para lograr un equilibrio salarial.

Algunas de las recomendaciones que existen para reducir la brecha salarial son:

  • Definir un rango de salarios fijos, que sea estipulado de acuerdo a los roles y objetivos de cada puesto, y no en base a negociaciones personales.
  • Medir periódicamente estos valores, para detectar desviaciones involuntarias.
  • Promover la concientización de la desigualdad, a través de acciones como charlas, cursos y otras herramientas destinadas a los empleados de cada organización y a la población en general.

La disparidad de ingresos entre mujeres y hombres en nuestro país es un problema vigente y necesita tanto del compromiso de las organizaciones como la participación activa del Estado.

Iniciar sesión

Registrarse

Restablecimiento de contraseña

Job Quick Search

Carrito

Carrito

Compartir